Cocina (13)


Red velvet cake (pastel de terciopelo rojo)

Siempre he querido hacer este pastel. Ese color rojo y la cobertura blanca es muy llamativo y a la vez queda elegante.

Ahora, se me ha presentado la oportunidad de preparar este pastel para una comida muy especial. Como no lo había hecho nunca pensé en hacer una prueba antes. Estas fotos pertenecen a esa prueba.

El pastel quedó bueno aunque decidí incluir algunas modificaciones de mi mano para mejorar algunas cosillas que no acababan de convencerme. El resultado de la prueba a la vista está.

Éste mediodía estrenaremos el pastel definitivo, ¡¡4 horas en la cocina sin parar tiene que valer la pena!! Así que, tengo muchas ganas de que llegue el momento y descubrir que tal ha quedado.

Será toda una sorpresa.

Ingredientes:

Bizcocho




Albóndigas vegetarianas

Hace tiempo compré un paquete de soja texturizada.

La guardaba en un cajón, esperando el momento de poder hacer una boloñesa con ella, pero me he levantado esta mañana con ganas de probarla. Ayer comí pasta, así que he dejado la boloñesa para otro día y me he puesto a hacer albóndigas. ¡Han salido muy bien!

Ingredientes

  • 100gr soja texturizada
  • 1 huevo
  • 40gr pan rallado
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 pastilla de caldo de verdura
  • Salsa de soja
  • Sal/Pimienta
  • Harina (para rebozar)
  • Hierbas a gusto (hierbas provenzales, orégano, tomillo…)

Proceso

  1. Deshacemos la pastilla de caldo vegetal y echamos un poco de salsa de soja.  Añadimos la soja texturizada y lo dejamos en remojo durante 30 minutos.
  2. Ponemos las hierbas y lo dejamos hervir todo unos 15 minutos a fuego medio. Luego lo escurrimos bien.
  3. Batimos el huevo y le añadimos el ajo y el perejil picado muy finito (también podemos usar unos cubos que vienen congelados, van muy bien, serian dos cubos de ajo y uno de perejil). Mezclamos el huevo con la soja texturizada escurrida.
  4. Añadimos el pan rallado y mezclamos bien. Le ponemos la sal y la pimienta. Si la soja texturizada es gruesa, la pasamos un poco por la minipimer, que quede una pasta que pueda moldearse bien.
  5. Finalmente, le damos forma redondeada a la masa y la rebozamos en harina. ¡Solo queda freír!

Podemos hacer una salsa con lo que queramos, con setas, con tomate, con verduras… la verdad es que cualquier cosa le queda bien. Si las hacemos en plan pequeñitas podemos echarlas en la sopa o en los espaguetis.




Brownie de chocolate amargo con nueces

 

¡Quería estrenar el blog con algo muy dulce!

Y que mejor que empezar con la receta de un brownie de chocolate amargo con nueces. Sin duda uno de los postres preferidos en la lista de los amantes del chocolate. No entraña gran dificultad, da el pego y queda muy bueno, eso si, hay que reservarle un buen hueco en el estómago.

Como consejo, una vez se enfría suele quedar un poco seco, solo hay que ponerlo unos segundos al microondas y listo de nuevo.

Y como recomendación, el contraste del brownie tibio con una bola de helado de vainilla ¡es de lo mejor!

Al tema, vayamos con la receta.

Ingredientes

  • 100 gr de chocolate negro amargo
  • 125 gr de mantequilla a punto de pomada (blandita, pero no deshecha)
  • 125 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 100 gr de harina
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cucharadita de azúcar avainillado
  • 150 gr de nueces
  • Cacao en polvo
  • Molde (no demasiado profundo)

Proceso

  1. Derretir el chocolate al baño María (se coloca una olla con agua al fuego y otra olla pequeña flotando encima, donde se pondrá el chocolate troceado). Puede hacerse al microondas, revisando y removiendo cada poco para evitar que se queme el chocolate.
  2. Batir la mantequilla con el azúcar con varillas, hasta que quede espumosa. Añadir entonces los huevos, que podemos batirlos previamente, y el chocolate, todo esto sin dejar de remover.
  3. Precalentar el horno a 200ºC.
  4. Mezclar en un bol la harina, la levadura, el azúcar avainillado y el pellizco de sal. Añadir las nueces troceadas a la mezcla y mezclarlo todo con el resto de la masa.
  5. Si el molde es de aluminio, no es necesario engrasar. Los demás moldes hay que untarlos un poco con mantequilla para poder desmoldar con más facilidad. Vertemos la masa en el molde, horneamos durante 30 minutos aproximadamente (depende un poco del horno). Para saber si ya esta hecho, comprobamos con un palillo de madera, pinchamos y si sale seco, lo sacamos.
  6. Por último, lo dejamos enfriar (en la ventana, para dar envidia a los vecinos), espolvoreamos un poco de cacao por encima y ¡a disfrutar!