Potenciales inhibitorios y excitatorios postsinápticos

Mediante la bomba sodio-potasio se mantiene un pequeño excedente de potasio dentro de la célula, si estos canales se abren, el potasio tenderá a salir. Su salida (K+) hiperpolarizará la membrana produciendo un PIP (potencial inhibidor postsináptico). En muchas sinapsis, los neurotransmisores inhibitorios abren canales de cloro en lugar (o además de) canales de potasio. Si la célula se encuentra en reposo no ocurrirá nada, pero si la célula se encuentra despolarizada por sinapsis excitatorias cercanas, la apertura de cloro servirá para que entre Cl- y devolver a la célula a su estado de reposo, neutralizando PEP’s.

El canal de sodio controlado por ligando (neurotransmisor) es la principal fuente de potenciales excitatorios postsinápticos (PEP), cuando estos canales se abren, el sodio entra y se produce una despolarización. También ocurre con los canales de Ca+2, que además de producir un PEP, desencadenará la migración de las vesículas sinápticas en el botón terminal, con la consecuente liberación de neurotransmisor.

Comentarios (0)

No hay comentarios. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.