Café, copa y puro

El porqué del típico café, copa y puro de las comidas de negocios (cabe decir que es un trío ya no tan típico dada la ley).

El tabaco, el alcohol y el café en combinación se ajustan de tal forma que se potencian los efectos agradables de las 3 drogas y se inhiben los efectos desagradables.

Después de una comida abundante esta combinación es menos tóxica ya que entra lentamente en el organismo.

El café es una metilxantina, el principio activo es la cafeína. Es psicoestimulante, broncodilatador y diurético. Ayuda a no dormirse durante la digestión sin comprometerla.

Incrementa la atención y las habilidades perceptivas y motrices, incrementa la interacción social y retarda la fatiga.

El alcohol en dosis bajas-moderadas también potencia la interacción social y tiene efectos nootrópicos ( potenciación de los procesos de aprendizaje y procesos intelectuales).

El tabaco es, de la misma forma que el café, un psicoestimulante. Incrementa la vigilia, la atención y la concentración.

De ésta forma, la combinación de estas drogas promueve la interacción social, ayudan a que haya un ambiente distendido, relajado y cordial, a la vez que mantienen al personal atento y concentrado. En definitiva, la bomba.

Comentarios (0)

No hay comentarios. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.