No esperes nada

 

La máxima del día. No esperes nada.

No esperes que te digan que lo que haces está bien, no esperes que te abracen aunque abraces, no esperes que se hagan las cosas bien aunque tu lo hagas bien, no esperes nada a cambio de lo que hagas. Es un gran fallo.

Si esperas algo y no ocurre solo consigues enfadarte, si ocurre, ya es lo que debería haber pasado así que tampoco le das gran importancia, no llega a alegrarte. Por eso, es una actitud poco dirigida hacia la felicidad.

Sin embargo es algo bastante común entre las personas. La costumbre de que nos proporcionen cosas buenas hace que esas cosas pierdan progresivamente el valor, la actitud de esperar recompensa hace que se pierda el valor del acto positivo que puedan proporcionarte. ¿La única forma de escapar de eso es perdiéndolo? Quisiera pensar que no, que hay otra solución, otra manera de no caer en eso, otra manera de seguir valorando los pequeños detalles de los demás por mas tiempo que pase. También de seguir dando pequeños detalles a los demás sin decepcionarse.

Y es que cuando esperas algo, solo consigues decepción, enfado y sentimientos negativos o no demasiado positivos a mi parecer. Y eso no lo quiere nadie. Yo quiero dejar de esperar sin perder la ilusión.

Dejar de esperar no tiene porque significar desilusionarse ni pasar de todo, pero me cuesta pensar en ello sin que me vengan a la cabeza estos pensamientos. Quiero dejar de esperar y no se como hacerlo.

Debería tatuarme esa frase, para que me quede bien grabada;  “No esperes nada”.




Hela

Licenciada en psicología por la UAB y diseñadora gráfica freelance.

No hay comentarios


Puedes dejar el primero : )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *